Logo

España  

Tras muchos meses de subidas, en el primer trimestre de 2013, la tasa de paro llegó al 26,9%. A partir del siguiente trimestre el desempleo comenzó a descender, hasta llegar al 18,9% en el tercer trimestre de 2016.

Los últimos datos, que parecen esperanzadores, se están viendo claramente empañados por una realidad que cada vez se hace más evidente, el descenso del paro no afecta por igual a hombres y a mujeres.

Mientras el paro masculino ha pasado del 26,7% de 2013 al 17,4% actual, el paro femenino, que entonces era del 27,3%, ha bajado tan solo hasta el 20,7%.

Desde entonces, el descenso del paro en los hombres ha sido de 9.3 puntos, un 34,8%. Sin embargo, el desempleo femenino ha descendido 6.6 puntos, lo que supone un 24,2%.

La diferencia entre el desempleo masculino y el femenino se ha incrementado en estos años. Mientras en 2013 era el paro femenino superaba al masculino en 0.6 puntos, es decir, un 2,2%, en la actualidad es diferencia es de 3.3 puntos, es decir, del 15,9%.

El mercado laboral no está tratando igual a hombres que a mujeres y eso hace que la brecha de género en España, que ya existía en cuanto a diferencias salariales, ahora se esté acentuando debido a la diferencia en el acceso al mercado de trabajo

Puedes ver la evolución de la EPA en España en Tasa de paro en España

 MÁS ANÁLISIS
    


¿Qué sabes del país más pobre del mundo?


España de la democracia a la actualidad


La primera economía del mundo


¿Quién mata a las mujeres?