Logo

España  

Y en España...

En España el tipo máximo en 2014 era del 52% y se aplicaba a aquellos trabajadores con rentas superiores al 11,7 veces el salario medio, que en España es de 26.162€. Así pues, para llegar a pagar el tipo máximo los ingresos por trabajo debían ser de al menos 306.095 €.

Los trabajadores que ingresan el salario medio en España, 26.162 pagan aproximadamente unos impuestos del 23%, unos 6.017 €.

La última reforma fiscal ha bajado el tipo máximo al 47% en 2015 y al 45% en 2016, pero lo que es más importante es que el salario a partir del cual se pagará el tipo máximo ha descendido de 306.095€ a 60.000€, unas 2,3 veces el salario medio. Este último cambio es el realmente importante, ha supuesto que, más allá de que el tipo máximo baje dos puntos, el tipo máximo, que antes pagaban muy pocos, ahora lo pagaran muchos, todos aquellos que ingresen más de 60.000€.